Saltar al contenido

Técnicas de escalada para principiantes

tecnicas para escalar

¿Qué tal chicos? Bienvenidos , os voy a enseñar las técnicas más básicas y más importantes sobre la escalada.
Así que vamos a ver la primera técnica.

La primera técnica más que técnica es una forma de pensar. Y es que cuando empezamos a escalar, normalmente tendemos a darle importancia a nuestros brazos. Mientras que lo más importante son nuestras piernas. Nuestras piernas son muy fuertes en comparación a nuestros brazos. Si yo te digo que me hagas 10 sentadillas, seguramente las hagas sin problema. Pero si te digo que me hagas 10 dominadas, eso ya es bastante más complicado.
Incluso alguien que está leyendo este texto no consigue hacer ni una dominada. Lo que hacen las piernas al escalar es subirnos. Mientras que las manos nos mantienen en equilibrio. Esto lo podemos ver cuando nos ponemos a escalar una escalera de mano. Subimos un pie, ponemos las manos y subimos con esa pierna. Ponemos el siguiente pie y vamos subiendo con las piernas. Los brazos y las manos nos sirven solamente para mantener el equilibrio y no caernos hacia atrás. En la escalada funciona igual, lo único que es en un nivel de dificultad mayor.


Vamos a, por la segunda técnica, y es que debemos estar mirando constantemente arriba y abajo. Vamos a mirar arriba para ver el siguiente objetivo, el siguiente paso que vamos a hacer. Una vez veamos a la presa que hemos de ir, vamos a mirar abajo. Vamos a mirar nuestros pies, vamos a recolocar bien los pies, incluso los vamos a subir. Una vez subidos los pies, vamos a volver a mirar arriba para lanzarnos a esa presa. Nos vamos a lanzar como he dicho, con las piernas y los brazos van a acompañar el movimiento. Muy importante ir constantemente mirando arriba y abajo
¿Qué hacen las orugas para moverse? ¿Se comprimen y se estiran? ¿Se comprimen y se estiran? En las escaladas debemos hacer lo mismo. Estamos en una presa, miramos donde debemos ir, miramos abajo, subimos los pies, nos comprimimos y miramos otra vez arriba y nos extendemos. Vamos paso a paso, subiendo los pies, nos estiramos, nos comprimimos, nos estiramos. Para tratar de llegar a esos sitios tan alejados.


La tercera técnica, hemos hablado sobre la importancia de las piernas, ahora vamos a hablar específicamente de los pies. Y es que es muy importante pisar con la punta, ¿vale? Pasa que cuando somos principiantes utilizamos el metatarso, utilizamos la planta del pie, y esto es un error, ya que no podemos aplicar toda la fuerza, y si no aplicamos fuerza, no habrá suficiente adherencia por lo que nos va a rispar de la pie. Aparte vamos a aparecer patos escalando, y esto no es bonito. Cuando empieces a utilizar la punta, vas a ver que vas a poder generar muchísima más fuerza. En ese punto específico, esa fuerza se va a transmitir a muchísima adherencia por lo que no nos va a rispar de la pie. Aparte, vamos a ganar en dinamismo, vamos a poder cambiar el pie con mayor facilidad, así que todos son ventajas.
Aparte, ahora que el es principio antes estás escalando con pies de gato de gama baja, gama media o incluso de alquiler. Pero cuando subas de grado, seguramente tenga priches y quieras comprarte unos pies de gato de gama alta. Esto es pies de gato, requieren tener mucha técnica, ya que constantemente te están obligando a que pises con la punta. Si no tienes buena técnica de pies, constantemente te van a estar resbalando y los vas a querer…tira la basura.


Has hablado de piernas, pies que sí muy bien. Y las manos y los brazos, ¿qué? Pues este es el siguiente punto. Punto número 4, y es que debemos escalar con los brazos extendidos completamente.

Cuando somos principiantes, tenemos la tendencia de escalar con los brazos flexionados, con los brazos agarrotados. Esto crea una falsa sensación de que escalamos mejor de que, en realidad, nos estamos cansando menos, pero es todo lo contrario, ya que estamos haciendo una flexión de codo, la cual está obligando a nuestro bíceps estar en tensión, ¿vale? Por lo que lo va desgastando.
En cambio, cuando extendemos el brazo, lo que pasa es que nuestro peso queda sostenido por nuestros huesos. Y yo que sepa, nuestros huesos no se cansan. Te voy a poner un ejemplo para que lo veas muy fácilmente. Si yo te digo que te cuelgas de una barra, en unos 10 segundos, vas a ver que es muy fácil. En cambio, si yo te digo que te cuelgas de esa misma barra, pero ahora hagas una flexión de 90 grados de codo, vas a ver que aguantar 10 segundos de la barra va a ser mucho más duro. Y es eso mismo. Si escalamos con los brazos flexionados, estamos generando una flexión que la de someter el biceps. En cambio, con los brazos extendidos, no vamos a tener esa flexión y el peso va a quedar sostenido por nuestro esqueleto.


Vamos ahora por el siguiente punto. El quinto punto va a relacionado a todo lo que hemos ido hablando. Es que utilicemos las piernas para no cansarnos, utilicemos los brazos extendidos para no cansarnos. Este punto se va a tratar de, en esta primera fase de aprendizaje de la escalada, yo te recomiendo que te centres en escalar vías y bloques de los más fáciles. Para tratar de limar esas esperezas y trates de aumentar tu técnica y ir escalando cada vez con más elegancia y tratando de cansarte lo menos posible en cada movimiento.